El olor del aguarrás me pone

No se porqué, pero me veo en la extraña obligación moral de explicar el porqué reconozco que me excita el olor del aguarrás.
Remontemonos a mi adolescencia; aparte de estudiar en un colegio de monjas, que ya emputece un poco,la edad y la primavera hicieron que me fijara en el tipico amigo de la pandilla en el que no te has fijado nunca pero tus hormonas si.
Ah¡ No diré nombres por aquello de que han pasado unos cuantos años ( 17 para ser exactos)y como no se nada de la vida de los protagonistas de esta historia actualmente, y no se si se han convertido en sicarios o en respetables cabezas de familia con adsl y no me gustaria sonrojarlos ante sus conocidos. Soy asi de maja.
En esta historia entra también la mejor amiga de la protagonista, o sea, la mia por aquella época, a la que le confieso que me mola Fulanito. Superfriend, que es una hija de puta, pero de lo que nos daremos cuenta más adelante, no le confiesa a su amiga del alma, o sea, a mi, que a ella también le mola Fulanito, y oh cielos,decide que va a ayudarme a conseguirlo.

Leido hasta aqui, si eres un tio, pasarás al siguiente párrafo tranquilamente, buscando cuando empiezo a contar porqué me lo monté con una botella de aguarrás. Si eres una tia, ya se te habrán erizado los pelos de la espalda como a un gato pensando en la superayuda hipersincera de mi megamiga del alma. De consultorio de Ragazza, vamos.
Aparte de agudizarse en mi deseos sexuales que hasta el momento solo estaban latentes, se me despertó ese sentido de defensa que tenemos las mujeres en celo cuando se nos antoja un macho, sea soltero, casado, o el novio de una amiga, todo lo contrario que en los hombres donde las novias de sus amigos son intocables, honorable código no escrito que los honra, siempre y cuando no te quieras zumbar a un amigo de tu novio.
Bueno, que me desvio del tema. Aunque este merece otra entrada. Tomo nota.

Fulanito tomaba clases de pintura en una academia cercana a mi casa, todos los lunes, miércoles y viernes de 19.30 a 20.30 . Asi que alli estábamos las dos, a la salida, esperándole, para acompañarle hacia su casa que nos pillaba de camino de la nuestra (gilipolleces adolescentes, ya sabeis). Y siempre, los tres.
Hasta que un dia, una que siempre ha sido muy perra y muy puta, le dijo a su megamiga que esa tarde no iria a buscar a Fulanito a la salida de la academia. Pero si que fui. Y por suerte para mi, ella se creyó mi mentira y tampoco fue.
Y camino de casa lo apoyé contra un coche y le metí un muerdo. Salvaje. Solo teníamos media hora entre que salia de clase y la llegada a casa ( éramos quinceañeros, de los de antes, de los que entre semana teníamos que estar como muy muy tarde a las 9 en casa siempre y cuando los deberes ya estuvieran hechos….ay, bendita egb) , por lo que me esforcé al máximo en dejarle un recuerdo imborrable. Hasta tocó teta.
Al dia siguiente, yo que en el fondo soy una buena amiga, le conté a mi megamiga que me habia enrrollado con Fulanito el dia anterior. Vale, le mentí de nuevo y le dije que habia venido a buscarme él a casa, pero ya que le jodía porque me había llevado el trofeo sin su “ayuda”, quería verla más humillada. Ya he advertido que era, soy y seré muy perra.

Asi que a partir de ese dia, ella se retiró de la competición y a las 20.30 esperaba a que Fulanito saliera de clase de pintura para irnos a una calle oscura y dar rienda suelta a nuestras fogosas hormonas: me apoyaba en un coche, pegaba su paquete a mi pelvis, me desabrochaba el abrigo y el uniforme del colegio… mientras mi nariz sentía el olor del aguarrás con el que limpiaba los pinceles impregnado en su piel cuando sus labios recorrían mi cuello…
No seguiré con lo que haciamos en esos encuentros porque de momento tú y yo no nos conocemos de nada y no hay confianza.
Y a dia de hoy, me sigue poniéndo el olor del aguarrás.

3 thoughts on “El olor del aguarrás me pone

  1. empezando por el principio, descubrí tu blog por otro “mi cockring no me deja pensar” y me ha enganchado…. cuando necesito sonreir un poco leo alguna de tus sinceras entradas sobre cómo sois las mujeres, esas desconocidas para mi….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s