Eligiendo Tribu

 

Mientras hago este ejercicio de memoria que es recordar mis años mozos, que desde luego ni el Brain Training, me estoy dando cuenta de que llevaba una vida muy ajetreada, ya que todo lo que recuerdo sucede entre los 15 y los 19 años, porque luego me emparejé durante siete ( época en la que me jarté de follar con gente que no era mi pareja, pero eso estará en la sección “años 20” que inauguraré cuando acabe con esta, todo a su tiempo que si no me lio con los espacios-tiempo e igual me meto en un Matrix, y no se donde coño hay un teléfono fijo, porque los móviles no valían no ?

 

 

 

A todos nos llega un momento en el que decidimos hacernos de una tribu urbana, bien por imperativo social, bien porque te gusta algún tipo de música en especial que requiere una estética determinada, o porque todos los hermanos pequeños al final acaban imitando a los mayores, debe de ser por la costumbre de heredar la ropa. 

 

En mi caso fue un auténtico imperativo social del momento, ya que una de mis “fucked friends” y yo descubrimos un día por casualidad un tio bueniiiiisimo en el barrio que vestía de una manera un tanto extraña, por lo que le daba más puntos de morbo. Aquel chico era siniestro, pero de los de hace década y media, cuando apenas había cuatro murciélagos por los madriles. Así que decidimos que nos enamorábamos de él y teníamos que hacer lo que fuera por conseguirle. Achtung, achtung, que ya estábamos sumergidas en la competición otra vez. 

Lo primero de todo era transformarse en lo mismo que él : ya habíamos intentado ser heavies, porque el del aguarrás lo medio era, pero sinceramente, no soportaba la música, por dios, las canciones de Meat Loaf son interminables, no aguanto la voz chirriante de muchos de los cantantes de este tipo de grupos y hay solos de guitarra que me dan dentera por el sonido grimoso. Vamos, que no era lo mío. Aún así, llegué da decolorarme unos vaqueros, y a comprarme un disco de Precious Metal, grupo que iba a pasar a describir, pero como siempre youtube me ha sorprendido : 

(Es que pensé que a estas pavas las conocía yo, el del aguarrás que por su culpa me compré el disco, y las respectivas familias de las chicas estas) 

 

Pues eso, a transformarnos en siniestras de hace quince años : mi familia, en especial mi abuela y mi madre aún se descojonan, pasados tantos años, de todo lo que hicimos la “fucked friend 1” y yo para transformarnos en algo más gótico que una gárgola, y así llamar la atención del susodicho y/o entrarle, al que llamaré “el siniestro de la  coleta” en honor a como le llamábamos cuando no sabíamos su nombre:  

 

Además de leernos absolutamente todos los libros acerca de vampiros, brujas, fantasmas, sangre y demás seres misteriosos, aprendimos a hacer brujeria (sic), a leer el tarot y diferentes métodos de adivinación ( más sic), a vernos todas las pelis de miedo ( las primeras pellas que hice en mi vida, es que siempre he sido buena estudiante, fueron para ir al estreno a las 4 de la tarde en el cine Velázquez de Drácula de Coppola, peli que al dia siguiente volví a ver en el cine Coliseum de la Gran Via. Si, a esos niveles de gilipollez podia llegar. 

 

Pero lo mejor de todo, la estética; por desgracia para nosotras conocimos la existencia del siniestro de la coleta en pleno mes de Julio, por lo que la transición  a vestir completamente de negro como buenas siniestras la hicimos en pleno verano, cosa que no recomiendo aqui para futuros siniestroides porque se pasa mucho calor. Aún recuerdo las palabras de mi madre, cuando en pleno mes de Agosto salía a las cinco de la tarde de casa vestida de negro de cabeza a los pies : “ya se te pasará la tonteria, ya “ …. A día de hoy, mi armario sigue pareciendo el de una viuda.  Se me ha pasado en gran parte la tontería, pero me quedan muchos resquicios estéticos. 

 

Una parte importante de la estética siniestra es también el maquillaje: hoy en dia está tirado encontrar una barra de labios o esmalte de uñas negros, tintes para el pelo de colores estridentes y diferentes maquillajes de tonalidades palidas para blanquear la cara y dar un aspecto más pálido, como el de los vampiros : antes, nosotras, tuvimos que blanquearnos la cara con polvos de talco o harina (  y meter la cara en el congelador para que se fijara), pintarnos las uñas de negro con rotuladores edding y los labios y la sombra de ojos, con ceras manley.

 

Si ya habéis dejado de llorar de la risa, continúo.   

 

A todo esto, ni puta idea ninguna de las dos del tipo de música que escuchaban los siniestros.

 

En plena vorágine de transformación a las siniestras del año, atando cabos, me di cuenta de que yo conocía al siniestro de la coleta  desde mi tierna infancia; jugábamos juntos, hasta que llega el punto ese que dejas de hablarte con la gente del sexo opuesto no se porque motivo… así que un día hice acopio de valentía y le asalté por la calle, para pedirle que me grabara un disco ( el vinilo era lo que se llevaba aún) de The Cult ( disco con el que le había visto paseando por la calle dos días antes, si no de que voy a conocer yo al grupo por aquel entonces…) . Para mi sorpresa, no sólo me grabó ese disco, si no que a raíz de ese asalto en mitad de la calle que le hice, surgió una bonita amistad  que dura hasta el día de hoy. Debe de ser el único amigo que tengo con el que no he tenido sexo, pero intentarlo, unas cuantas. 

3 thoughts on “Eligiendo Tribu

  1. Hola. Anoche, cenando con unos amigos, uno de ellos, de los más fieles, inteligente y con buen criterio, aunque un poco tocacojones discursivo, un poco, me comentó sobre una web de la que no me dijo nada; solo busca chatarrera nordica y ya veras. Y bueno, he buscado y rápidamente el google ya te tiene ahí arriba, con lo cual se supone que será conocido tu blog.

    He leído tu último relato y me ha gustado tu forma de narrar las situaciones, de antaño, en este caso gótico. Luego he visto que te gusta eso de los relatos eroticos, que reconozco que hacía tiempo que no leía, cuando hasta había escrito tres o cuatro, años atras y que andarán por ahí colgados en una web del susodicho genero calenturiento. He leído uno de cuando tuviste sexo con bolas con el hermano de una amiga -supongo que es ficción- y me ha gustado y hasta me ha puesto, ya sabes, caliente, por lo cual se deduce tu efectividad para crear climas.

    Nada, saludarte y felicitarte, y cuando tenga más tiempo leeré algunas cosillas más de lo mucho, que a mi parecer, llevas escrito. Es una de las cosas buenas que tiene internet, que permite a escritores potenciales, explayarse y ver el fruto de sus palabras reflejadas en los comentarios de sus lectores, que veinte años atras, jamas hubieran tenido.

    un abrazo

    miquel

  2. Muchísimas gracias Miquel, me has alegrado el viernes y encima voy a estar subidita de ego . Eso de que se hable de mi en cenas que no son de mi familia, me ha gustado. Que me recomienden los lectores, también, porque como en este blog la mayoría de la gente es muy callada, no se si realmente me siguen seis o trescientos, y estas cositas me sorprenden. Muchas gracias por tu crítica también, el relato, no te engañaré, pretendía provocar erecciones 🙂
    Y gracias de nuevo por tus amables palabras.
    Un beso ¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s