Juegos, dibujos y pajillas

 

Disculpen ustedes por este abandono temporal pero es que me he enganchado como una perra al Spore, el nuevo juego de Will Wright, “el de los sims” para los amigos. 

Si, soy asi de moñas jugando actualmente, que le vamos a hacer, desde que Guybrush Threepwood no está me siento desorientada. 

Siempre me han gustado ese tipo de juegos, ahora llamados aventuras gráficas, antes conversacionales (ha llovido ehh…) en los que se mata poco y se piensa mucho. Genética lo llaman, principalmente.

Pero el hablar del tipo de juegos que me gustan no es el motivo de este post, aunque soy la reina del Need for Speed en cualquiera de sus versiones, para pique de mis colegas que les jode que les gane una nena. Oh yeah.

Hace un tiempo tuve una conversación con unos amigos en la que negaban el que unos dibujos animados, rollo manga o videojuegos, pudieran poner cachondo a alguien. Yo me quedé callada porque pensé que estaba llegando a unos límites de depravación exageradas porque a mi hay dibujitos que si me ponen, y porque no reconocerlo, me he acabado haciendo alguna pajilla. 

OFFTOPIC: Siempre he odiado decir “hacerme un dedo” cuando me he masturbado, porque con un dedo solo no hago nada y si tuviera que describir cada vez que me masturbo lo que me meto, me quedarian un poco largos los nombres a veces. Asi que mejor el nombre genérico. 

Debi de empezar a preocuparme cuando jugando a los sims 2 me ponia cachondilla cuando se enrrollaban entre ellos y se metian mano, además que con parches y ropas descargadas podias tenerlos en pelotas sin pixelizar el dia entero. Por culpa de esos momentos, siempre acababa teniendo un bebé aunque no lo buscara expresamente. Niños, usad siempre condón para hacer Woo hoo.

Con el juego que si que tuve que soltar el ratón alguna vez para la pajilla de rigor, ha sido con Playboy : The Mansion. Entre que puedes vestir y desvestir a las modelos a tu antojo, que el entorno es el que es y que los gráficos y los polvos son bastante explícitos ( menos que en el GTA, vale, pero ya he dicho que no me gusta matar, (solo infligir dolor, jaja), al final he acabado poniendome cachonda. De hecho, vale, lo reconozco, jugué durante una época con las bolas chinas motorizadas dentro porque era exagerado. También igual me pilló una de esas épocas hipercachondas que me dan, no lo recuerdo.

Como en youtube son muy sanotes, os dejo la intro del juego, pero que sepais que todo lo que se mueve es follable sobre los muebles : sofas, camas, jacuzzi, piscina, tumbonas… Incluso te puedes creer Marilyn Manson durante un ratito y follarte a Dita Von Teese :

 

Los comics, con sus dibujitos, también me han puesto cachonda. En especial dos, Eric Stanton y Haruka Inui con su Ogenki Clinic, cuando en internet apenas habia porno. He de reconocer que es dificil pillar postura para masturbarse con un comic en la mano sobretodo si eres tia y usas las dos manos para darte placer, porque si con una ya es difícil pasar de página, sin tocar el libro lo es mucho más, pero si, me hice más de una con el doctor salido, Ruko, la otra enfermera y las historias de los pacientes, al igual que con las salvajes luchas y torturas que las chicas de Eric protagonizan en sus comics :

One thought on “Juegos, dibujos y pajillas

  1. Hi, i believe that i noticed you visited my blog thus i got
    here to go back the desire?.I’m attempting to in finding issues to enhance my web site!I guess its adequate to make use of some of your ideas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s