Mi sujetador ideal

Que yo recuerde, con doce años, gastaba ya una noventa. Aquello no paraba de crecer, y para cuando acabé de desarrollarme, superaba la centena con creces para deleite de cualquier macho de mi alrededor. Llevo media vida con un peso extra que tira de mis hombros y cervicales, pero que también he sabido usar en mi beneficio siempre para bajar braguetas y porque lo voy a negar, también se que me ha abierto alguna puerta.

Y siempre buscando el sujetador más cómodo para aguantar el peso de mis niñas, y que además se pudiera mostrar en público, pues pasada cierta talla, los sujetadores se convierten en alforjas para burros completamente antieróticos, aunque sean de color negro.

Y en un momento de compras desesperantes, inventé cual seria mi sujetador ideal : un tio que me sujetara las tetas desde detrás.

handbra

Más o menos como el de la foto, pero con las manos reales y el tio entero detrás. Que de verdad me las sujete las manos del tio. Una de las sensaciones más agradables y de descanso ha sido siempre cuando mis amantes, han sujetado mis senos en la palma de sus manos, como pesándolas, ese momento de pequeña liberación de la presión me resulta delicioso y relajante, amén del placer que me supone en si el que me las toquen.

Llevo pensando en este tema varios años, asi que he ido desarrollando poco a poco el boceto en mi cabeza y realizando los diferentes cambios pertienentes y mejoras para convertirlo en el sujetador ideal.

El sujeto sujetador debe de tener las manos lo suficientemente grandes como para abarcar, sin molestar, la zona a cubrir, además de tenerlas bonitas por si quiero llevar el sujetador por fuera de la ropa, o usarlo como biquini en verano. También debe de ser lo suficientemente alto y ágil como para moverse a mi compás sin entorpecerme. De altura pues, necesito que sea entre 1,80 y 1,90, y puestos a elegir, con los dedos largos y huesudos que son como me gustan las manos para los hombres.

Necesitaria dos sujetos sujetadores, en realidad. Como inventora, he sopesado pros y contras del tema, y una de las contras, en algunos casos, es que es muy probable que al llevar  un tio tocándote las tetas, lleves a su vez una erección pegada a tu culo el dia entero, idea que de primeras no me resulta nada molesta, pero que puede que llegara a ser cargante en alguna ocasión. Así que creo conveniente la existencia de dos modelos, el normal con sus erecciones, y el eunuco, para dependiendo que momentos. El eunuco se podría usar para los momentos más serios y que requieren cierta presencia o concentración, como para las recepciones en casa del Embajador ( a no ser que sean muy aburridas y sea mejor escoger el modelo natural), funerales y exámenes, por ejemplo. El modelo natural se puede usar para el resto de cosas, como ir a trabajar, de compras, salir de copas … y si tu pareja es algo liberal, incluso lo puedes usar como salto de cama.

Al ser un ser vivo, se le podría dar órdenes de facil cumplimiento, aprieta un poco más, pellizcame los pezones, dame un masajito, en los momentos de calor podrias humedecer los dedos en tu boca y sentir el fresquito, o que lleve hielos entre los dedos… hay un amplio abanico de posibilidades de uso, como podéis ver. Lo que también tengo bastante claro, es que me pasaria follándome la mitad del dia a mi sujetador, hasta que consiguiera ignorar algo sus erecciones, porque que me peguen la polla al culo es algo que me excita bastante y me costaría dar más de dos pasos. Para eso es para lo que necesitaria el sujetador eunuco, realmente, para poder centrarme de vez en cuando. No conozco ningún embajador, lo de antes era la excusa eufemística.

Creo que con ese sujetador adoraría hacer colas largas, o tener tediosos tiempos de espera. Ya me veo sentada en una oficina de papeleo burocrático, con cien números delante de mi, y mi sonrisa de oreja a oreja sentada sobre la verga de mi sostén con sus manos cumpliendo su función a la vez. O discretamente follada de pie en la cola de una exposición, o en el cine si la película además, es mala.

Intuyo que el modelo eunuco lo utilizaría poco al final , pero siempre está bien tenerlo de fondo de armario.

5 thoughts on “Mi sujetador ideal

  1. yo también tengo el pecho bastante grande (100 E) y no se me habría ocurrido esto en la vida. Pero qué buena idea.

  2. ¡Qué pena no tener tus años!
    Porque yo era aquél de quien hicieron un chiste:
    – Perdon, ¿el tocador de Sras?
    – Servidor de Ud.
    – ¡Vamos hombre!, ¿con esa cara?
    – No Sra., ¡con estas manos!
    Ya ves, ahora te podria servir y adorar

  3. CHicas, creo que voy a empezar a plantearme el patentarlo.

    Jossé, para cual de los dos modelos te ofrecerías ? jaja.
    Encantada de leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s