Fetiches : pelvis de hombre

Si hay una parte del hombre de manera frontal que me encanta mirar, aparte de los ojos y la sonrisa, esencial para mi aunque alguien piense que no (ejem) , es la zona pélvica, adoro ese par de músculos paralelos que forman la zona piramidal invertida del pubis; es como si señalaran hacia el tesoro escondido

065_mens

Para mi resulta como una invitación, un cartel de bienvenida, unas flechas guia hacia donde tengo que mirar y lo que tengo que coger, que lo que tengo que hacer ya lo se yo.

No me gustan excesivamente marcados, sólo que se dejen notar, que se diferencie su forma; Normalmente, los tios que se machacan en el gimnasio suelen tenerlos excesivamente marcados para mi gusto, convirtiéndolos en dos sogas antieróticas; A mi me gusta verlos como sutilmente se marcan desde la cadera hasta el principio de donde la tonalidad del vello empieza a cambiar de color; uff un delirio. Unos calzoncillos o pantalones enseñando esa pequeña hilera de vello púbico, el felpudo de bienvenida me enerva el lado perverso y me muero de ganas de ver que hay detrás de las flechas del camino. Porque si, reconozco que prefiero un tio con vello en el cuerpo y en el pubis, que un imberbe grimoso. Recortado si, rasurado no, por favor.

En este caso si que se quien es el culpable de esta “afición” a fijarme en la zona púbica que no genital de los hombres; no se si recordareis la serie  Calor Tropical ( Tropical Heat) , de detectives en Miami de principios de los 90; si eres tio, te acordarás de la pelirroja protagonista; si eres tia, supongo que te acordarás como yo del morenazo de la coleta .

Pues aqui el muchacho, siempre llevaba en la serie la camisa desabrochada y los pantalones lo suficientemente caidos como para que no me enterara del argumento del capítulo, siempre hipnotizada con aquello que dejaba entrever y que me hubiera gustado adivinar. Él es el culpable de esta mi pequeña perversión.

One thought on “Fetiches : pelvis de hombre

  1. Estimada chatarrera: esas marcas las suelen tener los varones que ejercitan mucho los músculos pélvicos que mueven las caderas hacia adelante (hacia atrás están los glúteos), es decir, que follan mucho.

    Así que no me extraña que sea un fetiche para tí: es imperativo de la evolución, el que la hembra se decida por el macho que más la va a complacer, y éste es uno de esos rasgos físicos. Y si de verdad quieres contemplar más marcas de éstas, mira el David de Miguel Angel, sin ir más lejos.

    En cuanto a la serie que mencionas, la solía ver, pero era tan mala, tan tópica y tan previsible, que me quedé con una escena clave: en la presentación de la serie, al comienzo de cada capítulo, el turno del gachó ése incluía una especie de “puñetazo-voltereta” que pretendía hacer ver que era un “tipo duro”, pero la cara que ponía en el momento del hostión era más “venga, cáete de una puta vez, a ver si ésta es la toma buena, que si no, me despiden”.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s