Chinas golpeadoras, escotes y bolsos a reventar

Joder con los chinos. Siempre me ha llamado mucho la atención la destreza que tienen para ciertas cosas, y me maravilla su medicina, la acupuntura, y como ya he comentado alguna vez, me da la impresión de que saben tocar ciertos puntos de nuestro cuerpo que nosotros no conocemos y conocen las reacciones de nuestro cuerpo mejor que nosotros mismos. Esta teoria la sostengo después de unas cuantas sesiones de acupuntura hace unos años y de ver porno. Ya se que mi teoria carece de una sólida base científica, pero hace dos dias me volví a cerciorar de esto : salía de comprar tabaco en un restaurante chino, cuando al pasar por la puerta de la cocina coincidí con una china que salía en ese momento y me dio un pequeño golpe en la mano izquierda con el borde de la puerta, me pidió perdón y ahi se quedo la cosa. Una hora más tarde, apenas podía mover el dedo índice, y la mañana del jueves amanecí con media mano del color de mi pelo. Os aseguro que me he dado yo hostias más fuertes contra puertas que la que me dio la mini asiática, pero nunca con tal resultado. Hoy la mano ya empieza a parecerse más a la derecha, y al menos si tecleo no veo las estrellas.

Ayer viernes tocaba currar en casa de Patata Asada, entre semana para evitar desconcentraciones innecesarias nos reunimos en mi casa por aquello de que lo único que nos distrae es el canto de los pájaros, pero los viernes toca su casa por si nos apetece darnos un doble salto mortal con pirueta a Chueca o a la Fnac para “relajarnos” y despejar la mente.

Antes de llegar a su casa tenía que pasar por la de mi hermana, que tenia un paquete para mi y después acercarme a otra agencia de transportes ( como no me pagan no voy a hacerles publicidad) a por otro paquete. Como sabia que el de casa de mi sister era el del sex shop, fui primero a por este. Haré un inciso, ya que se que os estais preguntando porque coño recibe mi hermana mis consoladores. La respuesta es porque, esta vez si voy a decir el nombre, el hijo de puta del repartidor de SEUR de la zona en la que vivo, no le sale de los cojones llegar hasta mi casa, cada día poniendo una excusa diferente. Como yo he trabajado en eso, se que lo que le jode sobremanera es hacerse 8 km de mas para repartirme el paquete, asi que cuando no me corre prisa lo pido para que me lo entreguen en casa, y me paso una semana a insulto sarcástico limpio y quejas a su empresa hasta que de muy mala hostia me acaba trayendo el paquete. Lo que no sabe es con quien está jugando, por lo que este mes le voy a dejar tranquilo, y en plena campaña de navidades, cuando más curro hay, me voy a dar el gusto de contratar durante todo el mes una recogida a las 7 en punto de la tarde, ni antes ni después, y cada dia mi querido amigo se va a tener que hacer el recorrido a recoger una pila AAA  que le habré embalado en una diminuta cajita y que será entregada a mi hermana en Madrid. Y cuanto más humos traiga, más pequeña será la caja al dia siguiente, asi espero que relacione que lo hago única y exclusivamente por joderle. Me pongo cachonda solo de pensarlo.

Tengo que avisar a mi hermana antes de que flipe, por cierto.

Pero como esta vez queria mi topo y mi tanga con premura, pedi que se lo enviaran a su casa. Como mi hermana está con gripe, aún no sabe si A, directamente me sacó el paquete al descansillo para que lo recogiera. Jodida, podias haberme sacado una bolsa al menos, que la caja no era muy cómoda de llevar. Me bajé al portal, dentro del edificio, y la abrí. Aunque ayer habia decidido cambiar de bolso antes de salir por la puerta de casa, por suerte escogí uno de tamaño medio donde me cupo la caja del tanga, la del consolador, la pequeña del anillo y una bolsa para llevar los consoladores de viaje que me habia regalado, la cual saqué de su caja y la metí doblada en el bolso. Con el bolso a reventar, fui a salir camino de la segunda agencia cuando recordé que alli tendría que enseñar el dni, y a lo mejor resultaba un poco cantoso que abriera el bolso y tuviera que sacar un consolador morado para encontrar la cartera. Volvi a sacarlo todo, incluido el dni que llevé en la mano, el bonometro que usaria después y mi ipod para no tener que volver a abrir el bolso hasta llegar a casa de Patata Asada.

Ayer, además, decidí por designios extraños ponerme un vestido que no me he puesto más que un par de veces desde que lo compré, nunca recuerdo porque me lo pongo poco, y es que el trozo de tela tiene un corte especial que hace que el escote sea descomunal y poco discreto, además que estrenaba sujetador y parecia que mis tetas estaban en una bandeja, por lo que la visión de frente eran dos tetas y yo detrás. Ya me lo habia advertido mi chico antes de salir, pero como siempre dice que voy escotadisima no le hice mucho caso. Pero si, ese vestido o me lo pongo con guardaespaldas o no me lo vuelvo a plantar, y menos a plena luz del dia. Si encima la temperatura habia bajado con respecto al dia anterior, y toda la gente va por la calle con cazadora y pañuelo al cuello, y tu con un fino bolero y ese escote, cantas como la Traviata. Vale, no le quitaré mérito a mi pelo morado y a mis botas de pinchos que también llaman mucho la atención, pero ayer las miradas eran fijas a un sitio. Y yo encima muerta de frio , con la piel de gallina y los pezones como piedras, que no ayudaban nada de nada a que se desviara la vista hacia otro lado. Menos mal que el paquete de la otra agencia era formato bolsa y la usé un poco de escudo tapador en el metro, porque en el viaje se que fui el objeto de deseo de una cubana de los heteros alli congregados.

Acabó de confirmarme que me había pasado el ” Haaaalaaa hiiijaaa donde vas sin tetas” de Patata Asada, y le pedí que si saliamos mientras hubiera luz del dia, que por dios me dejara una chaqueta de las suyas si no queria acabar ejerciendo de macho hetero, además que tenia frio. Menos mal que no llegamos a salir, porque con todas ellas no parecia que buscaba a Jacq’s , si no que me habia escondido su cabeza y la de otro en la chaqueta.

Abrí el bolso para buscar el tabaco y empecé a sacar todos los juguetes que llevaba dentro, ante sus carcajadas porque no se esperaba que fuera tan cargadita. Le pusimos las pilas al topo y probamos en la mano las distintas vibraciones. Moooola. Tengo unas ganas locas de probarlo. Hicimos el tonto con el contador de pollazos, y flipamos con lo que vibra el tanga, me lo voy a pasar de vicio en cuanto pueda probarlo.

Y es que, me cago en la leche puta, y utilizando una metáfora, estoy como un niño que tiene que esperar las dos horas de digestión antes de lanzarse a la piscina, pues mi digestión empezó ayer a media tarde y aún le quedan un par de días más.

Eso si, a Amsterdam dentro de dos semanas no te vienes, zorra.

3 thoughts on “Chinas golpeadoras, escotes y bolsos a reventar

  1. No he pillado que tiene que ver la china con el resto de la historia…llámame “tiquismiquis”. Eso si, lo siento por tu mano.
    Y el chico que reparte para la susodicha empresa en mi zona es un cielo, “saltarín” es su apodo, por lo contento y alegre que sube y baja escaleras jeje
    En cuanto a tu digestión tienes suerte, la mia es muuuuucho mas lenta. 😉
    Besos

  2. Nada, no tiene nada que ver, es que en el momento que escribia el post aún me dolia la mano. Ya sabes que divago mucho…

    Besos ¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s