Onanium Flims : La Secretaria

Me gusta cuando me pasan estas cosas, cuando encuentro películas que nadie conoce y me sorprenden gratamente. Hoy me ha pasado con “La Secretaria” , película de cine independiente protagonizada por James Spader y una guapísima Maggie Gyllenhaal de la que me he enamorado perdidamente, yo quiero una como ella, sobretodo en actitud.

Lee es una chica que ha estado internada en un centro psiquiátrico porque desde su más tierna infancia le ha gustado autolesionarse, sintiendo un gran placer a través del dolor. Al volver al mundo real, encuentra trabajo como secretaria en un bufete de abogados, y su jefe , el sr Spader que aunque sobreactuado para mi gusto tiene un gran papel, se dedica a probarla humillándola en sus quehaceres, cosa que a ella le parece fantástico y comienza a entrar en su juego. No os destripo más de la película por si quereis verla. La película en si tiene poco sexo explícito, pero se respira durante todo su visionado, y más si te gusta el tema bdsm, y para mi la escena a la que pertenece esta foto es la mejor de la película :

Cuando le he contado a mi chico que habia estado viendo esta película y lo que me ha gustado, me ha dado una contestación que es la que me ha llevado a escribir este post ” Si,preciosa,para los desviados como tú”. Lo de llamarme desviada lo hace de cachondeo siempre para picarme por sentir placer provocándole dolor a alguien que siente el mismo placer que yo al recibir el castigo o la humillación; y eso es justo lo que quiere enseñarnos la película, que es posible una relación dia y noche de Amo y esclava en este caso, pero es válida cualquiera de las combinaciones, pues, como ya he dicho alguna vez y la experiencia me ha demostrado, que es algo que para quienes nos atrae el tema, es un modo de vida, algo que hemos llevado latente siempre, y tenemos un don especiaal para ver situaciones excitantes donde para otros pasaria desapercibido : a mi me encanta ver un hombre cargado de bolsas mientras su mujer va con las manos vacias o me derrito si paso al lado de un tio que se ha agachado a abrocharse los zapatos, tengo que sujetarme el pie para no frenarme en seco y plantárselo en la boca. Y se que habrá gente que lea esto y me de la razón, y otra tanta que siga pensando que estamos enfermos, pero yo seguiré disfrutando de esos pequeños momentos espontáneos de placer que me presta la vida cotidiana y me hacen sonreir perversamente.

Ah, y ya que estamos en reyes, me pido una como ella. Me pongo tontísima sólo de pensarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s