Conflictos internos tontos, pero conflictos al fin y al cabo

Dejad que de un poco de rienda suelta a ese lado maruja que todos llevamos dentro, aunque yo vi las campanadas con La Sexta.

El otro dia hablando de hombres con Patata Asada ( si, ya se, pasamos demasiado tiempo juntos) y decidir que tiene el listón bastante bajo, hablamos de dos tios que salen ahora en la televisión que nos crean este tipo de conflicto interno tonto.

El primero  es Arturo de Gran Hermano, el follador por excelencia de las once ediciones. Para los ajenos al tema, dentro de la casa ha zumbado con dos muchachas y ambas han proclamado en medio del asunto lo bien que follaba el tio y la potencia que tiene.

Y aunque es de los tios que en el dia a dia no me llamaría la atención especialmente más que por sus ojos, ha despertado en mi ese morbillo de querer comprobar si es tan fantástico en la cama como las otras dicen o en realidad son un par de veinteañeras a las que les queda aún mucho por follarse. Pero ahí está, ya me ha despertado morbo el tio por echarle un polvo, mi excusa es esa, pero habrá cien mil tias que no necesiten ninguna para bajarse las bragas ante él. En el fondo lo que le han hecho las otras dos es una campaña de marketing frente a sexo femenino acojonante; ahora exisirá la lucha entre las lobitas que quieren follárselo para salir en algún programa, las que quieran retirarle del mercado y quedárselo en exclusiva y las que como yo, se lo follarían por puro morbo para probar si mola tanto como dicen, al igual que entré por primera vez en la casa del terror. Vamos, que si ya antes se hartaba a follar, ahora se va a empalagar de sexo. Me alegro por él, oye.

El otro candidato me produce una repugnancia impresionante como ser humano. Cretino, creido, hormonado sin abuelas ni bisabuelas, es un payasete que sale en uno de los programas más terribles de la televisión, ” Hombres, mujeres y viceversa”, donde una cuadrilla de fans de los asteroides van a buscar novia entre unas cuantas furcias siliconadas, y viceversa. El programa es insoportable, y el tio este un gilipollas integral follador de discoteca que va de tio sensible cuando el corazón lo tiene que tener con varices de los anabolizantes. Machista hasta decir basta, a veces su sinceridad resulta graciosa porque les suelta verdades como puños a las zorras que le pretenden, que aún no logro entender con que se han golpeado en la cabeza para querer a su lado a un tipo asi. Llamadme perspicaz, pero este programa es un montaje tras otro, se me hace dificil pensar que a esa panda de pibonazos hembras y machos les cuesta encontrar gente para mantener una relación.

Bien, pues con este tipo me pasa que a buscarle no iría, como a Arturo, pero si viene a mi, tampoco le iba a decir que no. Pero en este caso, para comprobar si realmente tiene porque creérselo. Porque para mi que este es de los que folla mirándose al espejo para ver cual es su mejor postura.

(Me estoy riendo porque para ilustrar esta frase del espejo, Patata y yo hacemos un gesto a la vez que se ve en muchas pornos, el tio se está follando a la tia a cuatro patas y pone su mano izquierda sobre la nalga derecha de ella para que la cámara vea como entra y sale la polla. La postura es tan antinatural y de pose que resulta ridícula,señores directores de porno)

Bien, pues este debe de hacer un cruce de manos o peinarse a lo Patrick Bateman en American Psycho,porque me da que tiene que ser toda una pose de observa mis músculos hiperdesarrollados que el que te interesa no es gran cosa. O igual no, quizás el pokero este tiene la mejor polla del mundo y una lengua que te deja las orejas dando vueltas, pero no se que me da que la primera opción es la correcta y de follar en baños de discotecas no se ha encontrado con una hembra en condiciones en su vida que le enseñe a zumbar. Por eso me lo follaria, solo por comprobar si es oro todo lo que reluce, aunque a mi me va más el oro blanco y este es de cadenón de con símbolo del dolar.

He dicho.

One thought on “Conflictos internos tontos, pero conflictos al fin y al cabo

  1. ¡¡Así funciona el mundo, amigos!! Estoy cansado de ver como las “prevenciones” de las mujeres desaparecen ante “machos alfa” como los dos infumables citados en la entrada.

    Tu tradicional “honestidad literaria” (y honestidad contigo misma), amiga Chatarrera, hace que puedas exponer con meridiana claridad lo que acontece en tu fuero interno. Pero la contradicción que señalas la tendrán muuuuuuuchas hembras, aunque igual la mayoría de ellas no se atrevan a reconocerlo.

    Y, hablando de contradicciones, es obvio que individuos como éstos suscitan también la envidia del hombre común. ¿A cuál no le apetecería “ponerse las botas” como ellos? Vale, sí, algunos habrán que pasen del asunto, nunca se puede generalizar en exceso. Pero, lo dicho, muchos tendrán envidia. Yo mismo. Y es una contradicciónclaro, porque también los juzgo unos IMPRESENTABLES, con mayúsculas.

    O sea que… ¡¡pelota devuelta!!

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s