Con las pilas recargadas

Hala, que ya he vuelto. De verdad. Y me quedo. Lo prometo. Que ya comenté que había sido un momento de batería a punto de agotarse, pero ya de vuelta, aunque con unas agujetas salvajes aún de arrastrar la maleta por los aeropuertos ayer, vuelvo con ganas de dar el coñazo y de empezar dos cositas que me van a tener bastante entretenida por otros lares, pero que espero que ambas me resulten tan satisfactorias como interesantes se me plantean. Ya os iré contando de que se tratan según vayan.

Ahora permítanme que deshaga la maleta, ponga en orden lo que quiero deciros y un par de lavadoras, y en un par de dias nos vemos y a partir de ahí, os empiezo a contar.

4 thoughts on “Con las pilas recargadas

  1. ¡¡¡Aaaiiisss que alegria mas grande!!!

    En el fondo te queremos un montón y te echamos mucho de menos jeje aunque disimulemos.

    Besos muchos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s