Mis pajas favoritas VI : 9 semanas y media

Clasicazo del cine erótico donde los haya, recuerdo que esta película no estaba escondida en la videoteca de mi padre, así que pude verla unas cuantas veces sin esconderme, cosa que tampoco es que tuviera mucho mérito en este caso. La película en si me ha parecido un truñazo de impresión desde el primer visionado, y es que Kim Bassinger me parece tonta del culo en esta película ( uhmm no se si he visto alguna peli suya más, creo que la de “mi novia es una extraterrestre”) y Mickey Rourke nunca me ha parecido un tipo atractivo, aunque e que en esta película volvió locas a las féminas del mundo.

Debe ser por mi caracter o mis gustos, que jamás me hubiera visto metida en una relación como la que nos muestra esta película, por eso debo de pensar que la Kim, si, está muy buena y tiene unos pezones alucinantes, pero me sigue pareciendo idiota. Hay dos escenas en la película, ya sabemos todos cuales, que hicieron mucho por la vida sexual del personal de la época, véase streaptease al ritmo de “You can leave your heat on” del gran Joe Cocker y la escena de la nevera y la comida. De la primera diré que yo también utilicé una vez la canción para hacerle un bailecito sensual a un colega que me interesaba muchísimo y al que conseguí empalmar mientras lo medio acosaba rítmicamente en una silla, pero la cosa no fue a más debido a que

a. teníamos demasiado público ( era una fiesta de nochevieja)

b. era gay ( y yo sin saberlo. Pero lo empalmé. Ego +15)

En cuanto a la escena de la nevera, he de decir, que más que ponerme, me da un ascazo de muerte. Mira tú la rarita, media humanidad haciendo el chorra con la comida en plan erótico y la otra con nauseas. Quizás será porque entre otras cosas, no soporto las fresas, y ese chorreo de comidas pringosas no va conmigo. La comida en el plato, oiga. Es un elemento que no me resulta erótico más allá de la verdulería, donde con pepinos y calabacines si puedo llegar a fantasear.

Pero, si hay una escena que me puso en su momento y lo sigue haciendo ahora. Es el polvo bajo la lluvia en las escaleras, dos de mis accesorios favoritos para un polvo : he follado tantas veces en unas escaleras, clavándome los escalones en los riñones o en las rodillas dependiendo si tocaba encima o debajo, que ver unas ya me suele poner; si hablaran las escaleras del Auditorio de Madrid… jiji. Por otro lado la lluvia, o el agua de la ducha, o cualquier cosa que me moje exteriormente ( por dentro ya suelo ir yo servida) me pone una barbaridad. Y si soy sincera, no se porque lo hace especialmente, porque si mal no recuerdo nunca he follado bajo la lluvia ( ni cantado) y si varias veces en la ducha, pero vamos, supongo que como todo el mundo, y es que no hay nada más peligroso que dejar que un tio te enjabone, cosa que, por cierto, me encanta. Así que como en esta escena se conjugan ambas cosas, para mi es la más masturbable de toda la película :

Y oigan, que casualidad, yo también estoy de 9 semanas y media 🙂

2 thoughts on “Mis pajas favoritas VI : 9 semanas y media

  1. Gracias Lluna ¡¡ Ya se que el año pasado dije que no iba a comentar nada hasta que hubiera hecho la comunión, pero parece que este año va mucho mejor … y a mi me quema ya la lengua 🙂

    Besos mil para ti también

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s