El parto

Obviamente, como no he hecho la mili, estaba claro que la experiencia era lo primero que iba a contar.

Mis padres viven fuera de Madrid, a 600 km para ser más exactos, asi que planearon venirse aquí unos quince días antes de la fecha prevista del parto, por si acaso. No, si previsores son un rato. Yo, que llevo desde los 21 años viviendo fuera de casa, veía como una pequeña tortura el hecho de tener que aguantarlos tanto tiempo seguido, todos los dias de adelanto ( se supone que iba a parir el 16 de agosto), con lo nerviosa que ya andaba yo con la cercania de la fecha, más después el tiempo estipulado que se toman las madre para echarte una mano en tus primeros dias hasta que te adaptas a tu nueva situación ( cosa que vale, si, he agradecido hasta que se me han caído los puntos de la episiotomía,que es bastante incómodo el que te cosan el coño para realizar cualquier movimiento cotidiano, en especial sentarse .. pero no adelantemos acontecimientos.)

Era la madrugada del dia 5 de agosto, cuando, al darme la vuelta como podía en la cama (mi chico, que es muy gracioso cuando quiere, llevaba dias haciendo el sonido de un trailer dando marcha atrás cada vez que me movía) cuando noté un crack a la altura de mi ombligo. Me desperté inmediatamente pensando que me habia roto algo, la sensación fue bastante extraña, y me dirigí al cuarto de baño. Sentada en el wc esperé un rato a ver si pasaba algo, no notaba nada, sólo que sangraba un poco,así que pensé que en cualquier caso, estuviera de parto o no, debía de irme al hospital porque aquello no era normal. Sin perder la calma, aún estuve sentada como un cuarto de hora esperando a notar “algo”, no se, esa rotura de aguas que vemos en las películas, alguna contracción, algo… pero nada. De hecho, llegué hasta a actualizar mi estado en facebook a través del móvil con una tranquilidad pasmosa.

Me fui hacia mi dormitorio, cuando mi chico medio dormido me preguntó “¿estas bien?” frase que me decía automáticamente según me levantaba de la cama durante esos últimos dias del embarazo, a lo que esta vez le respondí “pues…creo que estoy de parto” frase que le costó asimilar un minuto casi antes de encender la luz y dar un bote en la cama. Yo me senté en el borde de esta y en ese momento noté, por fin, la sensación peliculera de ver como me meaba encima sin mearme y sin poder controlarlo. Bien, habia roto aguas como en hollywood, ahora si que podía aseverar que estaba de parto. Automáticamente empezaron las contracciones, si, dolorosas, más que un dolor de ovarios regloso, pero aguantable. Lo malo es que tenía las contracciones cada 3 minutos, contando con que una contracción dura alrededor de un minuto, sólo me quedaban dos para recuperar el aliento entre una y otra, e intentar vestirte en ese estado, bajar las escaleras y meterte en el coche resulta un poco complicado a la vez que molesto, pero oye, yo aguantaba estoicamente respirando como nos habian enseñado en las clases preparto, cosa harto dificil porque en los ensayos eso no dolía.

20 minutos más tarde llegamos al hospital, eran las 7 de la mañana aproximadamente, cuando el de la puerta de urgencias pese a mi orondo estado y mis jadeos me preguntó cual era el motivo de mi presencia allí. Acto seguido, un celador me acompañó a pie ( dato importante, que en las pelis al menos las sientan en una silla de ruedas) me llevó hasta la consulta ginecológica donde un simpático licenciado me dijo que tenía una buena y una mala noticia para mi : la buena era que habia dilatado 8 centímetros ( pares cuando llegas a diez, y el que yo dilatara tanto en tan poco tiempo se convirtió en algo legendario para ser primeriza) y la mala , que a esas alturas de dilatación, era imposible ponerme la epidural.

Ah, bueno, pues nada, sin epidural…si total, las contracciones duelen pero son soportables… si, si… LOS COJONES… la verdadera fiesta aún no había comenzado en realidad. Me tumbaron en una cama, me hicieron un monitoreo fetal y alli esperé a que se dilataran los dos centímetros que faltaban. Eso si, cagándome en dios en todos los idiomas que se ( y alguno que me inventé) porque cuando el bebé empieza a colocarse para salir, el dolor es indescriptible, joder, dicen que se olvida cuando le ves la carita y bla bla, si, si, yo llevo 20 dias viéndosela y aún no se me ha olvidado lo que puede llegar a doler eso. Ahora ya viéndolo a tiempo pasado, me doy cuenta de lo que es la fisonomía humana, es un dolor tan fuerte y tan intenso ( y tan indescriptible) que si te diera en un brazo, por ejemplo, te acabarías desmayando del dolor… pero no, el cuerpo femenino está hecho para aguantarlo, lo más estoicamente posible ( yo le daba puñetazos a la pared, tengo que reconocerlo, mientras decía “por diossss que me la saquen ya”), y estuve asi durante las cinco putas horas que le costó a mi coño dilatarse el par de centímetros que le faltaban. Cinco horas aguantando un dolor intensísimo sin soltar una sola lágrima, otra cosa que me llama la atención visto ahora desde fuera, con lo llorona que soy yo cuando me ahostio con algo.

De repente llegó la matrona, me metió la mano en el chirri ( los únicos momentos de alivio que notaba, cuando venía y me tocaba, desee hasta que dejara la mano dentro) y decidió que ya era hora de ir al paritorio. Yuju, yo lo único que podia pensar era que en quince minutos como máximo ya se acabaría el dolor, en vez de ponerme melancólica y pensar que por fin le iba a ver la cara a mi pequeña saltamontes. Una vez alli fue todo muy rápido, tres empujones y un corte perineal más tarde, ya tenía en mis brazos a mi hija (póngase aquí sonido de violines). Estaba tan feliz de verla, y de que se acabara el puñetero dolor, que casi me dio igual que a la matrona en prácticas que acompañaba a la matrona experimentada le diera por hacerme punto de cruz entre las piernas de tal manera que se me pasara el efecto de la anestesia que previamente me había puesto antes de coserme y los dos últimos puntos me los pusiera en vivo. Mi chico y yo estábamos flipando con la pequeña.

48 horas más tarde, vino una ginecóloga, me metió un dedo en el coño y me dijo que ya me podía ir a casa ( os juro que fue asi, aún me estoy riendo de la manera tan rara de darme el alta) no sin antes advertirme de la famosa cuarentena, pero eso lo dejo para otro post.

5 thoughts on “El parto

  1. Bueno, toda una experiencia, no Chatarrera? Y lo que no nos mata nos hace mas fuertes…jejeje
    Espero ansiosa el siguiente post.
    Un beso

  2. uff ahí faltan muchos detalles aun, ¿cuanto pesó la niña, a que hora nació, si lloró mucho cuando lo dieron la torta, si llevabas el bolso con todo lo necesario , si se te han curado pronto los puntos , etc etc etc
    No sé, me quedé a medias jajaja bueno es una broma. Estoy contenta de que hayas vuelto. Un beso.

  3. un milagro!!
    Esta noche he pensado: “si, ya se que Chatarrera ha dejado de escribir, pero, y si ha habido un milagro, ha vuelto, y yo me lo estoy perdiendo?” Pues si! Milagro! Y además, volviendo a lo grande. Me he partido el culo leyendo el parto. Directo al top ten de los posts chatarreros ( junto al inolvidable post de las clases del parto).
    Felicidades por la niña y por tu regreso. Voy a avisar a mi mujer que has vuelto. También te echaba de menos!

  4. Otra mutilada más… ¿cuándo empezará a desmedicalizarse el parto de una vez? si te dejaran estar sentada o en cuclillas en lugar de tumbada espatarrada no tardarías tanto en parir. O mejor, en una silla de partos. Y encima, episiotomía al canto, cuando si te dejan un poco de tiempo, lo haces tú sola y no hace falta que te aterroricen para rajarte con el que si el “sufrimiento fetal”.
    Espero que no tengas problemas a posteriori con la cicatriz de la epi. Porque hay mujeres que a partir de ahí empiezan a tener problemas de infecciones recurrentes, de dolor al orinar o hacer caca, de dispaurenia… mil puñetas por culpa de un tajo que se ha estimado innecesario el 80% de veces que se realiza. Pero como ya has parido y tienes a tu bebé, ya no te puedes quejar y si te quejas porque te traten como un cacho carne con ojos en el momento en el que más vulnerable estás, eres una mala madre y todo eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s