Cuatro en la cama

Ya no me quedan excusas que poner …que si,  ya se, posteo poco últimamente.

No va de orgías ni de trios que acaban en cuarteto de cuerda, si no de la famosa frase “Cuando hay dos personas follando, en realidad son cuatro en esa cama: los dos amantes, en quien piensa él y en quien piensa ella”. El otro día me acordé de esta frase no recuerdo en que contexto, y me puse a rememorar esos momentos en los que la imaginación hacía más que el que empujaba en sí. Con mi actual pareja, y no es porque lea el blog, no me pasa, me concentro a lo que estoy y no divago imaginándome otras cosas, pero con mi ex marido era un sin parar de echarle imaginación al asunto. Y luego, si la historia que me había montado en la cabeza mientras cabalgaba me había molado lo suficiente, la desarrollaba a lo largo de las sucesivas pajas. Porque yo no he sido de imaginarme follando con alguien explícito que me pusiera, bien un actor o un conocido, mientras tenía al otro entre las piernas, si no más de montarme una historia con sus protagonistas y sus relaciones y sus preferencias sexuales. Vamos, que en un polvo de cinco minutos no me daba tiempo más que a fingir un orgasmo mientras estaba aún con el reparto estelar en mi cabeza ( siempre con gente anónima que ni siquiera conocía), pero en los polvos dedicados, en esos me montaba unas historias de cabeza impresionantes.

Algunas de ellas acabaron siendo transcritas, en relato, otras las machaqué durante una temporada hasta que mi imaginación encontraba otra cosa más excitante aún (hasta las historias caen en la  rutina), y otras las sigo utilizando porque no caducan, ya que llevan la posibilidad de añadirle siempre algo nuevo y picante, sin que el tema pase de actualidad.

Así que acabo de decidir mientras escribo esto, que os las voy a ir contando en sucesivos relatos, para que así no se me olviden nunca y rendirles un homenaje a esas historias que se ha montado mi cabeza que han llegado a ponerme tan cachonda que han conseguido que me corriera más de una vez con ellas. Advierto desde ya que son de todo tipo y temática ( las de temas ilegales me las guardaré para mí, jaja…porque…¿quien no se ha hecho alguna vez una paja pensando en algo que no estaría bien visto por la sociedad e incluso penado?), así que nadie se asuste.

 

Mientras tanto, les deseo unos buenos dias de vacaciones, prometo volver antes, de verdad.

2 thoughts on “Cuatro en la cama

  1. el que espera desespera… estoy deseando que nos regales esas historias, una pena perderme las que no vas a publicar… ;(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s