Hasta luego.

 

Un suspiro.

Un por fin.

Un abrazo, largo, intenso. De los que dicen más que las mil palabras que vengan después.

Risas, Miradas.

Una cerveza.

Dos.

Más risas.

Más miradas.

Labios que se humedecen cuando los miras. Señal, sí, pero no debes verla.

Tres.

Bebes con la esperanza de que las señales se disipen, que no vuelvan, que no existan.

Pero están.

Y te sientas en sus rodillas.

Y le besas.

Sin miedo. Sin pudor. Sin sobresaltos.

Sucumbiendo por completo al intenso cruce de señales, que da con vuestros huesos en un motel cercano.

Para cruzar algo más que advertencias de deseo.

Y sigues besándole.

Te empapas de su boca,lames y muerdes,porque es difícil acariciar a alguien por primera y última vez con tus labios en el mismo beso, interminable, sí, pasional, sí, pero único.

Y le desnudas, y te desnuda.

Te toca, le tocas.

Recorres despacio su cuerpo con tus dedos, y hundes la nariz en su cuello, dos sentidos fusionados, unidos, buscando captar el mayor número de sensaciones para que el cerebro recuerde este momento, único por todo, y efímero por lo mismo.

Vuestros sexos se unen, por fin.

Y la caricia ahora se transforma en deseo,

el beso en lujuria,

la risa en gemidos,

el tiempo en orgasmos,

y las miradas, en miradas.

Cuatro.

Pero sigues ahí, en el bar.

Disfrutando igual.

Excesivas risas, perturbadoras miradas, manos que se rozan, sonrisas lascivas, palabras provocativas, deseo…

Un suspiro.

Un abrazo largo intenso.

Tacto y olfato, unidos irremediablemente.

Muchas ganas.

Demasiadas.

Pero siempre es más bello un hasta luego que un hasta siempre.

7 thoughts on “Hasta luego.

  1. Gracias, Chica Curiosa 🙂 Es un poco diferente a como suelo escribir. (Frases cortas y sin divagar, casi me estalla el cerebro)

    Avatar,

    ¿Esto es poesía? Ah, mira, entonces igual si sé XD.
    Me alegro de que te guste 🙂 la culpa en el fondo es tuya, que quise jugar a escribir como tú. Igual algún día lo consigo 😛

    Besos a los dos. O cervezas.

  2. Difiero de tu opinión, que hoy me has hecho decir “guau” tres veces.
    Cumplo mis promesas. Y más si llevan cerveza de por medio. O besos.

  3. Veremos.

    Solo has dicho guau tres veces? (y escrito una). Estoy perdiendo facultades, ya no es como antes, todo se ha deteriorado…

  4. jajaja… esta noche te doy lo tuyo, tontorrón. Me los he ido acumulando para asegurarme que puedo batir mi récord de escribir seis folios sin decir nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s