Paquetes

No iba a escribir nada hoy porque ando muerta de sueño y poco inspirada, pero después contestar a los comentarios de Sluttube (ays, me sigue encantado el nombre) , voy a divagar sobre un tema: Los paquetes de los tíos.

Todo viene a que el miércoles quedé por la tarde para fumar porros hacer un brainstorming con mis socios para seguir promocionando Pililas a Pilas, y quedamos en casa de Patata Asada, el cual vive algo así como a tomar viento de mi casa. Así que me armé de paciencia, mp3, gafas de sol y me metí en el maravilloso mundo de cercanías-transbordo-metro-transbordo-transbordo que me llevaría a la otra punta de Madrid.

En el cercanías nada destacable, sólo me acordé por unos momentos de un viaje anterior que tuve hace un año (me acuerdo porque iba a ver a Dead Can Dance aquel día) en el que se sentó a mi lado una chica musulmana con su hiyab, y en la estación siguiente, se subieron dos monjas y se sentaron frente a nosotras. Y yo que iba con mi sobreexcitación pre concierto, empecé a imaginarme que se lanzaban puyas las unas a la otra rollo cuando se encuentra Lovejoy y el cura católico en Los Simpson (“Bonita falda” “Vete a acostarte con tu mujer”) y que acababan las tres, primero, lanzándose ondas vitales a lo Bola de Dragón, y después lo mejoré a la pelea pollo-Peter Griffin de Padre de Familia (si, veo muchos dibujos, lo sé) y me atrapé tanto en mi gilipollez que me costó muchísimo no soltar una carcajada en el vagón. Así que esta vez me concentré en la música que estaba escuchando y todo fue muy bien hasta llegar al metro y meterme en el vagón, que claro, me trajo recuerdos de lo  escrito la noche anterior y me pasé un rato pensando en quién de esos tipos contrataría los servicios de la putilla del wasap. A todo esto no me quité las gafas de sol para nada porque, además de poder mirar a mi antojo, se me olvida que llevo el pelo fucsia, entonces si me miran a mi (que os puedo asegurar que lo hacen), no puedo mirar a gusto. El caso es que conseguí sentarme ya en el último transbordo  y justo enfrente mío lo hizo un pijito con camisa de cuadritos azules, vaqueros de los de tela y unas deportivas todo del mismo color, y después de pensar en lo repulsivo que me resultaba su perfecto atuendo, me fijé en que tenía un paquetorro enorme.

Y claro, empecé mi investigación visual habitual cuando me encuentro este tipo de obras maestras, comprobando si es oro todo lo que reluce (dentro de mis posibilidades, claro, no voy sobando paquetes). Descartada la camisa por dentro, que era pijito de los casual, y visto que llevaba una bolsa de deporte y el móvil en la mano, aparte de que se notaba cierta uniformidad que indicaba que el muchacho no llevaba una pistola en el bolsillo, deduje que aquello si, era todo suyo.

Aunque llegados a este punto ya casi nos podemos emocionar por el descubrimiento, quedaría saber si aquello es de pollón o de huevada. Que los hay con los cojones enormes (literales) y el cimbel pequeño, o los que  me imagino que se tienen que hacer una rosca a lo princesa Leia para guardarse todo eso.

El caso es que me intrigaba, porque le miré las manos, normalitas, se mordía las uñas, y me fijé en los pies, y me llamó mucho la atención porque se le veían pequeñitos, no calzaba más que yo seguro. Y empecé a pensar en la proporción pie grande-polla grande, y claro, no me cuadraba que el muchacho no se fuera para delante con una erección con esos pies de geisha y el rabo de caballo que se le adivinaba bajo el pantalón (joder si debí de mirarlo que han pasado cinco días y si cierro los ojos aún lo veo…)total, que ahí estaba yo ensimismada en su paquete cuando se levantó para bajarse en la estación y gracias a eso me fijé en que yo debería haberlo hecho una  antes.

Lo bueno que tiene el quedar con dos maricas es que si les pones la excusa de llegar tarde porque te has ensimismado con un paquete, les resulta tan creíble y lógica que tampoco me regañaron.

Que supongo que esto de los paquetes será como nuestros escotes o camisetas ajustadas en los tíos, que le tienes que dar a la imaginación para saber si aquello es obra del sujetador o si realmente están tan bien puestas.

En cualquiera de los dos casos, eso es una alegría para la vista.

De lo que si me he dado cuenta en mi libidinosa observación a lo largo de los años (que no empecé a mirar paquetes el miércoles) es que me gustan mucho los de los pantalones vaqueros que no son vaqueros. El premio de paquetorro se lo llevan aquellos que son capaces de que se les note la erección bajo unos vaqueros normales. Que la fuerza de la polla enhiesta pueda con la dureza de la tela vaquera, me pone de un cerdo que no es normal. Así en ropa interior, prefiero un tío con boxer que me resulta más erótico, pero entiendo que los slip  son el wonderbra de los pantalones. Y es que sobre un paquete así tan bien remarcadito y colocado, no me dan más que ganas de sentarme encima y empollarlo como una gallina, acurrucarme en ese cojincito, no sé, pero me ponen una barbaridad, aunque el dueño entero no lo haga.

En fin, que este post lo empecé anoche y lo acabo recién levantada, así que no pidamos más de mi, que es lunes.

 

7 thoughts on “Paquetes

  1. Pero mírate ya de mañanita pensando en paquetes…jajajajaja si es que últimamente a mi me pasa lo mismo, solo que me da demasiado corte que me pillen mirando así que bueeeno que procuro guardarme mi mente calenturienta (pero solo un poquito, no vaya a ser que se me chamusque por no dejarla mirar ;p) enfin…que me alegro que pudieses darte una alegría a la vista (y a lo que no es la vista…) en el metro.

    Un besoooo chata

    P.D: por cierto que tal va Pililas a Pilas?¿

  2. Bueno y el brainstrorming ¿que tal?

    A mi se me plantea otra cuestión y es que si las chicas que van marcando pezones, incluso en verano, es que tienen frío o que van cachondas. Porque esto ultimo me dicen las amigas que es una leyenda urbana y no se yo……

  3. Chica Curiosa,
    Da rienda suelta a tus miradas, así igual encuentras también lo que buscas más fácil 😉 A mi me pasó una vez… lo contaré en un post 😉

    Las Pililas ahí andan, despacio pero sin pausa¡ Este fin de semana empezamos con los Tupper Sex… que diver¡

    Un besazo guapetona¡

    Ángel (aunque haya salido el correo),
    El brainstorming fue muy divertido y nos dio para bastante. Luego nos fuimos al centro a cenar y de Sex Shops, pero elegimos estar en el puto centro de Madrid el día que ganó el Atlético, y aquello era una locura…
    En cuanto a lo de los pezones femeninos, como experiencia personal te contaré que antes de ser madre se me endurecían en los momentos al uso, frío o cachondez. Ahora voy siempre empitonada, haga calor o esté deprimida. Que se acentúa en los casos antes citados, también, pero o llevo sujetador con acolchado o parece que me alegro de ver a todo el mundo, y nada más lejos.

    Beeesicos¡¡

    (Hoy me ha pasado una que os la contaré luego, de las de risote que os gustan)

  4. Algunos es que son obras de arte sueltas por el mundo. Y si encima el dueño de la obra de arte está de buen ver apaga y vámonos. Ay, creo que lo hubieses pasado MUY bien en cierto viaje que hice en tren, que estuve 5 horas rodeada de un equipo de waterpolo. Había cada ejemplar que madre mía.

  5. Pues si, ha salido el correo, menos mal que es el de las frikadas.

    Es que o yo ando muy salido últimamente o es que parece que me van apuntando por todos los lados. Vamos el otro día en el bus los iba notando clavándose en mi espalda menos mal que iba mirando por la ventana, por la cara de cerdería que se me debió poner, digo

  6. Uff Liri, me dan calores sólo de pensarlo…y de waterpolo nada menos, que si hay algo que me pone es una espalda descomunal…hija, con esa compañía las 5 horas se me hubieran hecho cortas.

    Angel, sí, cariño, asúmelo, llevas unos días salidísimo…jajaja. Que eso no quita que te clavara la maña los pezones en la espalda, pero te veo desaforao.

  7. Eran armarios empotrados, de muy buen ver, la mar de ricos y con su polo del equipo, que no queden dudas. Había un par a los que no podía quitar el ojo. No te cuento ya cómo bajé, aunque seguro que lo imaginas 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s