Gente que me hace sentir bien: Toshio Saeki

Ayer andaba yo de resaca post “Día de la madre liberada de cargos” (vamos, que el sábado me fui de juerga) cuando me encontré en Twitter esta entrevista de la revista Vice a este hombre que no conocía. Pero ya sólo con ver el par de ilustraciones que adornaban el artículo, supe que tenía que seguir investigando sobre este hombre.

Toshio-Saeki-50Menamoré nada más verla.

Así que no hay nada más que poner en Google imágenes su nombre para encontrarte con decenas de ilustraciones a cual más pervertida, onírica, perturbadora o extraña. Bueno, eso a ojos de gente normal. Yo me he sentido como en casa, jajaja. ¿Recordáis que en varios post os he hablado de un esclavo que tenía con el que me montaba historias muy raras? Pues no se diferían mucho de estos dibujos. De hecho, ayer cuando los veía y “guardaba como” una loca, se me amontonaban los relatos en la cabeza al ver las imágenes, ya escritos y otros que podría escribir… con cierta melancolía todo esto, no voy a negarlo. Pese a que no soy muy políticamente correcta que digamos, hay ciertos pensamientos, bueno, no quizás pensamientos en sí, si no “ráfagas” mentales de cosas que no debería decir en alto, o dependiendo de los niveles de hormonas y adrenalina, soy más burra en mis pensamientos o no. Por poner un ejemplo, hoy mismo que me hallo a igual distancia de días de luna llena que de  venirme la regla, o sea, soy una olla a presión, he estado hablando con Liri de cortar manos con un hacha y cauterizar a los heridos  con una divisa en hierro candente con nuestras iniciales. Y todo esto antes de cenar.

– Yo sé lo burra que puedes llegar a ser porque me lo contaste una vez – se oye al fondo.

– Pues por eso, calla 😉

Extraído de la entrevista: 

Tus obras tienen dos caras igual de provocativas: una invita a participar en la escena convirtiendo al observador en cómplice y la otra transforma en víctima al observador.    
Esa es una opinión muy interesante. Si el observador se convierte en un cómplice o víctima está determinado por la sensibilidad e inteligencia de esa persona. Me pregunto a qué grupo perteneces tú.

Jeje, gran respuesta. Yo tengo muy claro desde qué grupo lo miro yo. Y me recuerda a la primera vez que vi “El Diablo sobre ruedas” con él, además, y disfruté como una loca viendo la peli desde los ojos del camionero, y él la sufrió como conductor del coche. Y ahí me di cuenta de pese a que teníamos una mentalidad  igual con las cosas que disfrutábamos, cada uno lo hacía desde su rol, yo como Ama y él como sumiso.  Y nos divertía explicarnos cómo veía cada uno las cosas, sin tapujos ni medias tintas. Es la única persona que no me dijo nunca “estás fatal” (ni yo a él).

BA0

En nuestras fantasías los hombrecitos morían espachurrados imaginad por quién y con qué métodos. Variados. 

En esta fantasía, por ejemplo, yo era la giganta, obviamente, y él uno de los hombrecitos. El último que moría, claro, si lo hacía. Es que me costaba mucho matarle, porque estaba enamorada hasta las trancas y claro, se me hacía duro. Aunque sus orgasmos ( y posteriores agradecimientos) cuando no le salvaba la vida eran apoteósicos. Una noche en el que decidí machacarle la cabeza con una bota y hacerme una paja con sus sesos, se pegó toda la noche comiéndome el coño. 7 horas. Que me dormía y me despertaba y ahí seguía el muchacho. Animalico, que vicio tenía. Y qué alegría de vicio, todo hay que decirlo. Que diréis, imposible. Ya os digo yo que no, creedme. Eso sí, allá por la hora quinta aquello empieza a escocer, pero porque empieza a salir la barba ;P.

En fin, que me encanta este hombre porque m da cierta paz interior, y envidia a la vez, porque lo que yo suelto en mil palabras, él lo consigue con un dibujo, y me maravilla. Os dejo unas cuantas imágenes más, y si no os sacian, ya sabéis dónde encontrarlas.

3 thoughts on “Gente que me hace sentir bien: Toshio Saeki

  1. La idea de cortar manos y cauterizar fue grande, muy a tono con la conversación.
    Oye, pues las ilustraciones estas son curiosas, creo que echaré un ojo para ver más. Se parecen a las de demonios que hacen de toda la vida en Japón (aquí entra mi lado curioso y friki).

    Besos.

  2. Casi me sorprende que no lo conocieras. Si que es perturbador, más incluso que las fantasías mutiladoras, son esas con casi menores sometidas pero que se ve en sus muecas que disfrutan con sus castigos y a la vez están horrorizadas. Casi hubiera elegido otras imagenes

  3. Estos japoneses sí que tienen la croqueta podrida! Dejame de joder, che!. Un amigo mio vive en Osaka y me cuenta cosas increibles de cómo es la gente allá. No se si esta bueno, que se yo , pero lo mas llamativo es que las madres niponas les enseñan a sus hijos adolescentes a cojer, poniéndose ellas mismas como partenaires. Yo si hubiese garchado con mi vieja hoy seria asesino serial. Telon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s