Porqué molo más que el Sr Grey

Mira que me iba a resistir a hacerlo, pero no puedo. Mientras me duchaba no he parado de darle vueltas al tema, a raíz de todas las informaciones (de las que ya me había dado cuenta al leer, los 18 capítulos que me he leído del libro, una parte están aquí comentados en la categoría “Teo descubre el BDSM” mañana subo del 10 al 18, prometido ), que eso no era una relación BDSM, ni siquiera una relación sana normal.

Así que mientras me  secaba el pelo, me he puesto a pensar porqué yo como Ama molo mil veces más que el personaje del libro:

-Porque cuando he sido Ama de alguien la otra persona también quería ser mi esclavo. No tuve que convencerles como si de comprar una enciclopedia se tratara.

Porque no hemos tenido que firmar ningún contrato porque ambos nos fiábamos uno del otro con tan solo decirnos, de palabra, dónde estaban los límites impuestos por ambas partes. Oye, y ni una denuncia, ni una queja a la OCU, nada.

Porque nunca he necesitado colmar de regalos e impresionar con mis áticos en ninguna parte a nadie que quisiera, por voluntad propia, lamerme las botas, por ejemplo. Eso no es ser Amo, es ser una máquina de vending.

Porque nunca he controlado hasta el acoso a nadie a no ser que fuera por petición propia y reglas establecidas. Porque un Ama no necesita vigilar a su sumiso si es de verdad, porque sabe que siempre que lo solicite estará ahí por la cuenta que le trae. No es lo mismo que tú estés pegado al perro que el perro esté pegado a ti. (De perro animal estaba hablando en este momento).

Porque no he tenido una infancia super traumática, ni un tío mayor que yo fue mi Amo y ahora soy yo la que por lo sufrido quiero lirme a guantás con todos los humanos que se me acercan: no estoy enfadada con el mundo, me gusta dominar. Punto.

Porque si un día me encuentro contigo, lector con gustos sexuales que difieren de los míos, en un bar, y me apetece follar contigo, lo haré sin ningún tipo de prejuicio y yo tampoco sacaré un arnés de 20 cm y una mordaza. Tengo la suerte de que si tengo que echar un polvo “normal” ( normal no implica en posición misionero, también puede ser un empotramiento contra la pared) no voy a decir que no ni me voy a sentir menos Ama, ni mujer ni dominante ni ninguna gilipollez por el estilo. Voy a follar, punto. No será Instinto Básico si no se tercia.

Porque no estoy de pose todo el día, así que tú tampoco necesitas estarlo. También nos podemos quitar las correas y máscaras, ponernos unos vaqueros y tomarnos unas cervezas. No es sano para ninguna parte ser/estar controlando a otra persona 24 horas. Eso se llama obsesión. Y las obsesiones no son buenas, en especial si con lo que te obsesionas es otro humano. Las relaciones BDSM son constructivas, no destructivas.

Porque tampoco necesito toda la parafernalia del mundo para infligir dolor. Que no te hace más Amo cuantas más cosas tengas en la colección de fetichistas por el mundo si no como sepas utilizar los recursos. Tan bueno es un alambre de pan de molde que un látigo de cuero con empuñadura de cristal de Svarowski si sabes cómo utilizarlo.

Porque yo sé que el que en el fondo, el que manda es el sumiso. Es quién impone los límites, que debes de respetar como a cualquier otra persona que tenga límites de algo, por lo que sé que un NO es un NO y siempre será un NO. Y no trato de imponer cosas que atentan contra la estima y vulnerabilidad de la otra persona. Se llama empatía.

Y por eso mismo, sé que ni todas las personas quieren ser sumisas ni todas las personas sumisas son iguales. Incluso sé los que creen que quieren ser sumisos y no lo son. Escuchar es la palabra. Imponer no.

Porque soy todoterreno, y lo mismo me lío a truscas contigo, como te travisto y te hago mi puta o simplemente te dejo al borde del llanto con mis palabras. Soy lo suficientemente sádica y segura de lo que me gusta que disfruto hasta la saciedad de cualquiera de mis versiones. Tú decides cuál prefieres conocer.

Porque ser un bueno Amo/a no lleva implícito estar bueno/a. Vamos, no es siquiera una característica requerida. Igual que los esclavos no tienen que ser deshechos de la humanidad. Es una manera de disfrutar el sexo, no una pasarela de Gaultier.

Porque yo si sé que significa “vainilla” en el lenguaje BDSM.

Porque este post, está mejor redactado que las tres novelas juntas, jajaja.

Por esto y cien mil cosas más que no voy a soltar porque me caliento y podría estar escribiendo el post toda la noche, es por lo que no he aguantado más de 18 capítulos de la primera novela. Como muchos sabéis, me la leí por cuestiones de trabajo, las 50 Sombras son un tema recurrente en cualquier tuppersex y quise leérmela para “suavizar” mis conocimientos y saber hasta dónde podía hablar del tema sin escandalizar a mis clientas. Y vaya, no creo que fuese a escandalizarlas pero sí a sacarlas de un mundo de equivocación leído lo leído. Empezando porque esta tarde me he enterado de que al final se casan. Glups.

Me dan miedo dos cosas, realmente: que ahora cualquier tipo piense que para ser atractivo hay que ser un Grey “dominante” sin serlo realmente porque no cumples ninguno de los puntos antes descritos como Christian, y por otro lado que el encontrarte con un tío que te intenta controlar absolutamente en todo y además te maltrata psicológicamente y te fuerza hasta convencerte se convierta en un atractivo mojabragas.

Y me da que ambas mierdas, porque las dos cosas son una mierda, llevan sucendiendo ya unos cuantos meses.

Así que sabed:

Un tío que te da una hostia mientras follas si tú no le has dicho expresamente “crúzame la cara cuando follemos” no es un Amo, es un maltratador. No confundamos términos tampoco ni nos pongamos tiquismiquis, que todos y as sabemos cuando un azote a cuatro patas es ir a joder o no. Somos adultos y sabemos diferenciar entre las cosas que nos provocan dolorcillo y excitación de las que nos provocan dolor y rechazo. Y en cuanto a estas últimas, nadie tiene porqué convencerte con un “tonta, que te va a gustar” o “eso es porque no lo has probado bien”. No te gusta. Punto. Y si algún día cambias de idea y quieres probar, serás tú y solo tú quién lo decida, no un novela una película u otra persona.

Un tío que necesita saber dónde estás las 24 horas del día y te monta escenitas de celos no es un Amo posesivo y dominante enamorado de ti , es un maltratador psicológico posesivo y peligroso, esté bueno a rabiar o sea un deshecho de la humanidad.

Aunque te haya gustado la novela, te hayas hecho pajas a rabiar y te creas que te va a gustar, igual no lo hace. No te frustres. El bdsm gracias a dios no es una moda y no tienes porque usarlo obligatoriamente como si la colección de primavera del Zara se tratase. De hecho, no tienes ni porqué probarlo. Supongo que también habrás leído la saga Crepúsculo y no te ha dado por ir mordiendo cuellos por ahí o descamisando hombres lobo. Y si te ha dado tienes una tarita gorda. Y no por eso vas a follar menos o peor. Siguen quedando hombres normales, os lo prometo.

Yo no daría como carta de presentación para calentar a un tío el decirle “Me he leído 50 sombras de Grey” porque el bdsm siempre, siempre, siempre, siempre, tiene que ser consensuado.

Pensad un segundín, por favor:

¿Os imagináis en un bar diciéndole a un tío “me gusta beber el té con conejos y comer setas alucinógenas que me hacen cambiar de estatura y hablar con gusanos que fuman” porque habéis leído Alicia en el Pais de las Maravillas? Pues eso.

“Hola he leído 50 Sombras de Grey asi que da por supuesto que me gustaría que me ataras y fostiaras, oh gran desconocido”

Si por ejemplo estáis en pareja y queréis probar el tema, adelante, siempre consensuado. Puede que os guste a los dos, a uno solo o a ninguno. Y todo se puede hablar. Probad pero porque queréis los dos. El BDSM no se disfruta si los dos no lo desean. Pese a que parezca que es una relación de desapego por el trato utilizado, tiene mucha más compenetración y entendimiento que un matrimonio que cumpla las bodas de oro.

Ah, y recordar, que no solo existe la relación Amo-sumisa , que las variantes Ama– sumiso, Amo-sumiso y Ama-sumisa son tan bonitas, excitantes y válidas como las heterosexuales de manual.

En fin, no me extiendo más. Que me he quedado a gustito.

Bueno si, que ya aprovecho y si alguien quiere hacer una reunión de Tuppersex especializada en tema bdsm que me lo diga, que mi equipo y yo estaremos encantadas de enseñaros lo que necesitéis. Y si no es sobre bdsm también, claro.

http://www.pililasapilas.com/Tappersex

4 thoughts on “Porqué molo más que el Sr Grey

  1. La verdad, Gallega de mi corazon, me dejaste frio de sorpresa y emoción. Tu texto aqui posteado es lo mejor que he leido sobre este tema. Lo mejor de lo mejor, lo digo muy en serio. Y he leido textos sobre BDSM por curiosidad (si bien yo seria un “switch” no tengo aficción sobre tal parafilia). Y no escribo mas porque no quiero ensalsar el post. YA MISMO busco esa forrada de las sombras del fucking grey y despues de verla te posteo mi comentario, pero por lo que me han comentado, al lado de tus historias, esa peli sería como una de Walt Disney. Bechissss.

  2. Me asombra que esa pelicula haya ocasionada tanto revuelo en todos lados. La vi , si , aunque admito que use mucho FF (avance rapido) incluso mas que cuando veo una porno normal. La verdad no se como calificarla: una porqueria , una estafa, una pochoclera para pre-adolescentes. Aqui en BA van a verla maduretas en barra y se cagan de risa y simulan gemidos hasta que el acomododador de la sala las alumbra con la linterna advirtiendolas de echarlas fuera. Y para que veas que no soy un tipico porteño tanguero que llora cuando escucha a Piazzolla te posteo estas peliculas que SI incluyen sexo. Es medio larga pero esta muy bien. Besitos:

    -Shortbus- Lucia y el sexo- Las edades de lulu- Feuchtgebiete- Ken park- 9 songs- The dreamers- When Night is Falling- Caligula- Contes immoraux – Il portiere di notte- Lila dit ça
    – Baise-moi- Les anges exterminateus- El sabor de la sandia- Twentynine palms- Lellebelle- Japon- Swimming Pool- Cabaret desire- La dernière femme
    – Nynphomaniac- Romance X- The last tango in París- Adèle-Salón Kitty+ Turks fruit+ Cet obscur objet du désir+ Último tango en París+ Romance

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s