De Concierto: Har Belex

Este post igual no lleva cochinadas. O menos de las habituales.

Recuerdo que Mr Unavailable estaba muy nervioso allá por Diciembre del año pasado porque había recibido un disco que esperaba con mucha expectación y tenía miedo de que las esperanzas puestas luego fueran vanas. Se puso a escucharlo, y a los veinte minutos aproximadamente me soltó un “tía, tengo la carne de gallina ahora mismo, literal” que me hizo sonreír porque cumplía lo que esperaba con creces, y soy así de maja y me alegra que mis amigos estén contentos y porque con todo lo que lleva el amigo escuchado por esas orejas da que pensar que cuando dice cosas así es que son muy buenos.

Yo tardé un poco más en escucharlos, a finales de Enero con motivo de preparar la entrevista para el podcast, y entendí rápidamente porqué provocan reacción en la epidermis esta gente. Ya no solo la música, que es excepcional, si no ellos como humanos molan mil como bien demostraron en la entrevista ( y después del concierto).

Así que después de hacer casi una tesis doctoral sobre Har Belex, quedaba tan sólo verlos tocar en directo, y oye, que se cumplieron nuestros deseos y este sábado pasado nos deleitaron con su presencia en el Gruta 77.

Cuando llegué ahí estaba Mr Unavailable plantado en una esquina con un litro de cerveza en la mano.

– Hola, (besos), bebe.

– Hola, (besos), déjame recuperar el aliento, leñe.

– Vale, bebe.

A Mr Unavailable le gusta hidratarme, y te puedes dar por jodida como la del chiste como se le meta algo en la cabeza. Así que bebí. A cambio le hice fumar porque le dio por quejarse en un concierto anterior porque me drogo sola, cuando él no fuma ni tabaco, el caso es dar por el culo, y por suerte llegó un amigo suyo que acabó con nuestro tira y afloja “bebe,fuma” antes de que empezáramos a amarnos.**

Y supongo que sería la cerveza+maría que yo, que no suelo hablar con desconocidos porque me cuesta y no soy sociable en ese sentido me puse a hablar con amigo de, y estuve bastante entretenida hasta que abrieron las puertas, y después de, porque empezaron con algo-mucho-bastante retraso.

Pero mereció mogollón la pena la espera. Yo estaba enamorada de la voz de Salva en el cd, y me daba pánico que en directo variara mucho, o los nervios, o algo. Nada. Más envolvente, cálida y dulce a la vez que fuerte y robusta en persona. Desde A Ray of Moon, el tema con el que abrieron el concierto, preciosa, basada en la leyenda de Bécquer del mismo nombre.

Anecdotita: Cuando vivía en Zaragoza llevaba la ruta de las Cinco Villas, donde está el monasterio de Veruela desde donde escribió las cartas desde mi celda, además de inspirarse en todos los pueblos de alrededor, a la vera del Moncayo, para escribir sus leyendas más famosas. Así que esta canción me evoca aquella zona y la visualizo a través de la música y me mola mil, así por definirlo en plan rústico. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y lo mismo me pasó con el siguiente tema, “Springtime”, canción que para una persona como yo que está todo el día paseando por el campo y viendo mariposas y viviendo una novela pastoril, es una gran banda sonora.

Freedom, o Madmen in Wasteland, dos temazos (Mr Unavailable que no para de hacer fotos se da la vuelta y me pregunta si me está gustando, le digo con una gran sonrisa que mucho y se pone detrás de mi para dejarme ver mejor, es todo un caballero el muchacho, porque no creo que a estas alturas quiera mirarme el culo aunque llevaba una faldita muy mona escocesa de tablitas, muy de mi edad, jaja)

Enseguida los compases de Edificios Anónimos, una de nuestras favoritas. Me chiva que después de Ruins of Gebara, otra de mis favoritas quizás porque fue con la canción que les conocí, por ponerle una excusa, vamos, porque me gustan todas, viene Annual, mi supermegafavorita. Se ríe porque hago un bailecito de la alegría como siempre que hace eso. (Quizás es un detalle tonto o sin importancia, pero me gusta que se acuerde de las canciones que más me gustan y me chive cuando van a tocarlas) .

Ays. Yo tendría a Salva cantándome en bucle Annual para siempre como si fuera Kathy Bates, pero siguieron con la preciosa Basoan, en euskera, Pathways, acojonante, 6 AM, Manix a los tambores en Der Akerbeltz , sonido bestial, para despedirse con Gernika y toda la pena de mi corazón.

Ays, cómo me gustó el concierto.

Después actuaron Darkwood, alemanes ellos, darkfoleros, y de los que voy a admitir que no había escuchado nada, pero me gustaron.

Y nos regalaron una sorpresa final, Manix tocando con ellos. Ami me encantó personalmente porque desde mi posición podía ver sus negrísimos ojos brillar de la emoción del momento. Disfruté de la actuación a través de su mirada.

 

Con una sensación salvajemente buena casi cuatro horas después entre montaje de unos y desmontaje de otros más saludos y enhorabuenas y felicitaciones varias, mi galante compañero de podcast me depositó en mi casa y yo aún tardé una hora en subir a la cama porque tenía el suficiente subidón de endorfinas concierteras cuando todo es guay que era imposible dormir. Jo, gracias a todos, Har Belex por el pedazo de concierto, organizadores y a Mr Unavailable por enseñarme grupos tan chulos.

 

**es un guiño a  “come, reza, ama”  porque ahora pensándolo igual sólo lo he entendido yo. 

 

One thought on “De Concierto: Har Belex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s