La Experiencia Karcher

Bueno, disculpad pero he tenido unos días un poco ajetreados otra vez incluyendo concierto y madrugón el domingo para conseguir una firma en la Feria del Libro que no conseguimos pero que a su vez nos reportó poder ver la exposición de Chema Madoz que recomiendo mucho si vives en Madrid, y que una araña muy maja me picara en un brazo, de cuya picadura hasalido una ampolla que me preocuparía si me hubiese picado en Costa Rica pero no en El Retiro, que allí solo matan los árboles.

A lo que iba.

Como ya sabéis por fin tengo carnet de conducir, por lo que a mi coche había que plantarle la L bonita verde en la parte trasera. Para hacerlo bien, pues ya aprovechaba y lavaba el coche que tenía mierda del año que la pidieras, que es lo que tiene vivir en el campo que a los dos días pareces fan de Carlos Sainz. Así que marido dijo “voy a lavar el coche” y yo dije “jo, déjamelo hacer a mi que me hace ilu”.

Un inciso: Unos días antes ya había pensado yo misma lo del lavado, con la manguera y una esponja, ya me había puesto los shorts y el bikini porque un amigo me dijo que era importante hacerlo así porque si no no brillaba luego, y ya me puse a procrastinar con él que se me da muy bien  y pasé del tema.

Así que como vivo con el señor bricomanía, sacó la Karcher del garaje y me dijo: hala, dale tú.

Otro inciso, que estoy dando por hecho que todo el mundo sabe de qué máquina estoy hablando:

HD 5-12b

Un cacharro que suelta agua a presión, básicamente. Sirve desde para lavar el coche como para arrancar los trozos de cemento pegados al suelo después de una obra dependiendo de la presión que le metas a la boquilla.

La máquina está cargando agua para echarla a presión y tu coges la pistola QUE VIBRA MUCHO y le enchufas el agua.

Pues mi karcher además estaba un poco rota por no se dónde  y perdía agua, muy poquita, pero lo suficiente para que lo que tenía que ser una vibración continua como un motor al ralentí, se convirtierá en una especie de bombeo cada dos segundos.

Y yo había empezado a lavar el coche normal, lo juro, sin darme cuenta de este detalle, pero como hicimos el trabajo a conjunto “él dal jabón con esponja, yo dal con agua para enjuagar” en los momentos que estaba dándole con la esponja, yo bajaba la pistola mientras notaba el bum, bum, bum del cargador. Hasta que apoyé el mango de la pistola, sin querer, por comodidad y/o inercia, sobre mi coño. Y amigos, el bum bum bum que tanto me molestaba en las manos se convirtió en algo hiperdivertido así de repente.

– Dale un poco más ahí con la esponja

– Yo creo que las llantas aún no relucen

– Por mi si quieres le damos una segunda ronda

– ¿Sabes?, podíamos hacer una fucking machine con una Karcher

Y ahí ya giró la cabeza, me miró con cara de “¿En serio no puedes pensar en otra cosa todo el día?” y se fijó dónde tenía apoyada la manguera y suspiró diciendo “eres incorregible” cosa que me hizo mucha gracia porque era la segunda vez en esa semana que me lo decían dos personas diferentes. Igual lo voy a ser.

Porque el bumbumbum era mecánico, siempre el mismo ritmo, pero cuando había que apretar el gatillo para echarle el agua la vibración era potente y continua, y yo ya no disimulaba mucho y apuntaba como si tuviera que mear sobre un coche con un rabo de 50 cm, madre que vibraciones metía aquello. Y marido con la esponja mirándome y diciendo “aún se va a correr la desgraciada con la maquinita. No te puedo dejar nada, lo sexualizas todo. Eres una enferma” .

Al final solo me calenté porque si me estánmirando fijamente con mala cara lo de correrme no me sale, y además se unió el vecino con una conversación a través de la valla y ya no era plan orgasmear públicamente en el jardín. Pero que un día de estos que no llueva (no será hoy), y que tenga tiempo, acabo lo que empecé por despiste.

3 thoughts on “La Experiencia Karcher

  1. Jajaja, que jartá de reír, pero es cierto para que quede brillante hay que hacerlo con shorts, el bikini y las converse bajas o en su defecto tacones si vas sin los shorts y con la braguita del bikini.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s