Historias de Tuppersex

Como ya sabéis, durante un par de años he tenido abierto una de las ilusiones de mi vida, Pililas a Pilas, mi propia tienda erótica (online, vale, pero míiiia que me la curré yo enterita) y que tantas alegrías me dio. Entre ellas, estaban las sesiones de tuppersex.

Y como aquí hay público tanto masculino como femenino, y sé que muchos sentís curiosidad por saber que pasa en las reuniones del G8 y en estas, pues os contaré de qué van en las que he estado.

Antes de nada decir que, como podéis suponer, yo me lo pasaba pipa. No es que tenga un espíritu muy comercial, pero el presentar productos por los que tienes pasión, has probado (tengo la maleta duplicada como ya sabéis, jaja) y encima te encantan, es más fácil que presentar algo porque tu comisión va en ello.

Hay tres o cuatro que recuerdo con bastante diversión: el primero de todos, claro, en el que no sé quién estaba más nerviosa, si yo o las chicas allí reunidas; estaban celebrando una despedida de soltera y la verdad es que lo pasamos todas muy bien. Es divertido ver como poco a poco se van quitando los prejuicios y comentan cosas delante de sus amigas que hasta ese momento no se habían atrevido. Y si a la reunión le añaden un poco de alcohol, las lenguas se liberan un poco más. Yo empezaba siempre la reunión diciéndoles que probaran los artículos no solo en la mano, si no por distintas partes del cuerpo. Los vibradores no se utilizan para las manos ni la cara como aparecía en el catálogo de Venca, así que las invitaba a sentarse encima (con la ropa puesta, claro) . Siempre ponían los ojos como platos. Las sesiones empezaban de más “suave” a más “hardcore”; primero los lubricantes y cremas de sabores, para seguir con las bolas chinas, vibradores de todos tipos, clases, colores y condiciones, y acabar con el sexo anal y bdsm. Un completito, señora. Os aseguro que para el tercer vibrador ya estaban sentándose encima todas y flipando con los motores que tenían entre las piernas.

Pero no, muchachos, no acaba en orgía como en las pelis porno. Bueno, no siempre. No si no te lo avisan antes.

Pero como ya digo hay tres que recuerdo con cariño, por lo dispares que fueron entre sí, y lo seguidos: normalmente, para romper el hielo y saber a qué tipo de personas me enfrento, si van a ser abiertas de mente, o el grupo es mu homogéneo, pregunto de qué se conocen entre ellas: suelen ser por el curro, gimnasio, amigas de toda la vida… o de catequesis. Y en ese momento piensas “ay, dios, que no voy a sacar tarteras” pero no hizo falta. Al principio me comedí un poco en mis palabras, porque yo soy más de decir polla que pene, pero después yo me solté la lengua y ellas dejaron de ruborizarse hasta volverse fluorescentes y fluyó todo mejor. En contraposición, fui a visitar a las chicas de Barcelona ciudad escorts una semana más tarde, y el ambiente fue completamente distinto, claro; no, tampoco acabó en orgía, pero lo pasamos divinamente. Allí no dije pene ni una sola vez.

Y la tercera fue a través de un anuncio que tenía puesto, en el que me solicitaban un tuppersex, si podía ser, para un grupo mixto. Como llevaba productos para ambos, no le puse objeción. La siguiente pregunta fue si me importaba mucho que en algún momento se pusieran cariñosos y se acariciaran entre ellos. Ahí me quedé un pelín pillada y le pedí que me desarrollara más. Así que me contó que lo que necesitaban era una chica que hiciese un tuppersex para salir en una porno. La escena venía a ser yo hablando de pollas como siempre, y las parejitas que se calientan y follan entre ellos. El precio que pagaban era muy bueno, y yo de principios extraños de “es que si me ven en la porno, que vergüenza” no soy, y no tenía que depilarme… os dejo con la duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s