Relato: Quiero follarte

(Se me hace raro no haber titulado ningún relato aún así, pero nunca es tarde)

 

Sí, quiero follarte. A ti. Porque siempre hemos tenido un pequeño tira y afloja, respetuoso, pero ahí está. Porque eres divertido, amable y con buena conversación. Porque me das mazo de morbo. Porque eres alto. Porque siempre me encuentras. Porque no me has dado tiempo. Porque tuvimos una cita extraña. Porque me llevaste la mochila. Porque nos la tiramos disimuladamente bajo los setos. Porque me quedé con las ganas. Porque te fuiste. Porque nos he imaginado siempre en el mismo sitio, mientras el resto está atento a otras cosas, en una escapadita al baño. Y un polvo cerdo, sobre el lavabo. Sin pensar en que alguien pueda entrar o vernos, están concentrados en otra cosa. Así, año tras año.

Sí, quiero follarte. A ti. Porque creo que nos lo debemos. Porque siempre va a existir esa tensión sexual entre nosotros, aunque la hayamos destensado varias veces. Porque siempre vas y vienes en el tiempo, y porque me arrepiento de aquella vez que te dije que no. Porque nos debemos los años de experiencia, porque veo que es un círculo que hay que cerrar. Porque tengo el capricho. Porque quiero volver a entrar al mismo sitio que entré hace lustros a hacer lo mismo que haría ahora pero con los lustros de experiencia. Porque nos debemos uno al otro en un sofá. Porque siempre he estado frente a ti y no te veo de otra manera mas que entre mis piernas.

Sí, quiero follarte. A ti. Porque se me metió en la cabeza hace unos años. Y no me rindo. Y quisiera, pero no llega un momento en que no puedo luchar contra mi. Y me obsesiono. Y me obceco. Y me doy contra el mismo muro una y otra vez, y da lo mismo, ahí sigo. Porque debo ser como el escorpión, está en mi naturaleza. Y quiero hacerlo de todas maneras y colores, con la versión normal y la Lemmy. Con esa más. Esa me pone muy cerda. Quiero follarte contra una pared negra en un sitio oscuro de un bar de carretera de Estados Unidos. Pero también quiero hacerlo en el coche, en un motel de la calle Hortaleza, en un almacén entre cajas de cerveza o donde nos pille. Quiero follarte, sin preferencias.

Quiero follaros. A los dos a la vez. No sé el motivo, pero tiene que ser a los dos al tiempo. Empezar con uno y que se una el otro. Uno porque me cae bien y creo que podría ser un polvo divertido, y el otro porque me pone a mil. A dos mil. Porque quiero un sándwich de carne. Porque oíros jadear a los dos a la vez me pondría muy burra. Porque quiero hacerlo con vosotros así cómo vais, ni os cambiéis, uff. Es posible que el uniforme sea lo que más morbo me de. Es posible, no, lo es.

Mañana, el epílogo.

 

One thought on “Relato: Quiero follarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s