Epílogo: Reflexiones

Qué intensito me ha quedado el título.

 

Como no me bastaba con tener ese runrún todo el día, ya no lo tengo, como siempre al soltarlo por aquí como que me relajo y me obsesiono con otra cosa… ahora vuelvo al trabajo hasta la próxima revolución hormonal. Bueno, volviendo al comecome, me dio por eso de los seis grados de separación es muy, harto probable, que se conozcan entre sí. Así que me dio por pensar en si eso ocurriera, si los seis estuviésemos en el mismo sitio a la misma vez, en qué orden me los follaría. Y no veáis que película me monté, que pena que no me la subvencione nadie. Lo único que tengo claro es que el trío iba para el final, no me vaya a gustar (sólo lo he hecho una vez y no me acuerdo de nada, de hecho recordé años más tarde de que lo había hecho escuchando una canción en la radio, el autor se llamaba como uno de los comoponentes) y desaproveche las otras tres oportunidades.

Pero claro, me resultaba igual de difícil cantearme por los tres primeros puestos. He rendido mazo en el trabajo estos días, sí. Haciendo combinaciones. Que estaba yo trabajando y de repente me venía a la cabeza “ya, pero si te lo montas con este primero, el otro si se entera se va a mosquear, y si te lo montas con el que se mosquea primero, luego no te lo vas a querer montar con los otros cuatro” y así todo el día. La solución era no follarme al que más ganas tenía de hacerlo, pero jo, sacarle una razón lógica a una fantasía en la que no debería de haberla, no me parecía lógico. Y seguía trabajando. Oye, que se joda si le molesta, es mi quinteto de cuerda y me lo follo cuando quiero. Bueno, pues le dejo para el último. Trabajo. No, porque si es el último fijo que se entera de que te has zumbado a los otros 4 e igual le sienta mal ser la recena. Tienes razón. Espera. ¿Y a ti qué coño te importa eso ahora? Es una f-a-n-t-a-s-i-a. Deja la puñetera mente logística esa que tienes para todo.¿te quieres concentrar en el trabajo? Sí, sí, yo sigo diseñando, pero tú piensa en lo que te digo. Pues fóllate sólo a uno. Sí, claro, pues vaya mierda de fantasía orgiástica. ¿y si cambias a los ingredientes del sándwich? Entonces no necesito que sean dos. Tienen que ir juntos. Vaya, la especialita. Si no con uno me basta, y paso del cinco lobitos tiene la loba a cuatro esquinitas tiene mi cama. Y me los imagino vestidos de ángeles y se me corta el rollo. Ya veo. Tarada. Que te centres, joder, que has escrito lo mismo tres veces ya. ¿Y si te montas un gang bang y te follas a los 5 a la vez? Que sí, que vale, ¡pero alguno tiene que ser el primero aunque sea para comerle la polla! ¡Joder, pues mano izquierda, mano derecha, boca, coño y culo! Claaaro, y pongo Pedro y el Lobo para que cada uno se mueva cuando suene un instrumento. Mira, tronca, sigue al photoshop que ya vas por el logodefinitivo357.jpg

Aprovecho ya para desearos un Feliz 2107. Y si alguien quiere regalarme unos sudokus para tener la mente entretenida en otra cosa, le doy mi dirección por privado. 

One thought on “Epílogo: Reflexiones

  1. La lógica es muy mala. Yo los desvisto de personalidad e historia y los reconvierto en lo que se me antoja, así nadie se enfada por no ser el primero en llegar. Si hasta se lo montan entre ellos!! si supieran lo que hacen en mis fantasías no me volvían a dirigir la palabra 😈😈😈
    Feliz Año y eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s